Herencias de fincas rústicas: como evitar problemas

En los últimos años de mi vida profesional como técnico he visto numerosos casos de familias enemistadas por temas de herencias de fincas rústicas, como decia un profesor de valoración agraria que tuve en la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Madrid: «los hermanos solo se llevan bien cuando van a gatas» y tristemente lo he podido comprobar muchas veces.law-40007_640

Para evitar o por lo menos minimizar los problemas que pudieran derivarse al realizar la repartición de los bienes inmuebles (me centro en terrenos rústicos pero es de aplicación a otros inmuebles en urbano) se debe hacer una planificación previa y seguir una serie de pasos que puedan conducir a dejar todo bien distribuido y en igualdad de condiciones para los herederos finales, sin mencionar la paz y tranquilidad con la que se queda la persona que reparte sus bienes, sabiendo que lo ha hecho de forma equitativa y que cuando sea el momento de la repartición todo estará perfectamente delimitado (buenas vallas hacen buenos vecinos..)

Es importante contar con el apoyo de profesionales que puedan asesorarnos a la hora de redactar el testamento (ingenieros agrónomos y notarios fundamentalmente). Antes de nada, se debe realizar una recopilación de todos los titulos de propiedad, escrituras, etc. Una consulta con el ingeniero agrónomo sera crucial a la hora de repartir de manera equitativa las parcelas y se seguiran criterios como productividad, cercanía a nucleo urbano, expectativas de futuro (por ejemplo: que se vaya a hacer un desarrollo urbanístico y pasen a ser terreno urbano), problemas de drenajes, desniveles, tipo de suelo, precio de la tierra, etc..

El ingeniero deberá realizar el número de lotes correspondientes a cada uno de los herederos y siempre escuchar al propietario, ya que el valor afectivo de cada parcela es algo subjetivo dificil de cuantificar pero muy importante. En la realización de esos lotes se tendrá en cuenta las posibilidades de división de cada lote y sí cumpliran la normativa vigente como por ejemplo legislación que haga referencia a la unidad mínima de cultivo establecida en esa Comunidad Autónoma para poder dividir fincas rústicas.

En otras entradas hablaré de como realizar una partición de una finca rústica (segregación) sin volverse loco con la cantidad de burocracia que ello conlleva.

Espero que os haya gustado y como siempre espero vuestros comentarios.

A disfrutar de lo natural!!!

Anuncio publicitario